Cámaras térmicas FLIR protegen concesionario Skoda en Hannover

 

El nuevo sistema consigue frenar los ataques nocturnos y el daño a vehículos nuevos ahorrando miles de euros al concesionario

Rindt & Gaida, un importante concesionario en Hannover de la famosa empresa de automóviles Škoda, ha decidido confiar la protección de sus instalaciones en un sistema de seguridad a medida basado en cámaras térmicas FLIR.

Inmersos en una ola de actos delictivos en la zona donde almacenan sus vehículos nuevos preparados para la venta: robos de piezas, sabotajes, destrozo de material… en 2014 tomaron la decisión de aumentar su vigilancia para evitar así este tipo de acciones y, al mismo tiempo, identificar a los sospechosos. Para ello desarrollaron un proyecto de seguridad basado en la detección mediante cámaras térmicas FLIR.

Con la instalación de una sola cámara FLIR FC645S con una imagen térmica de alta resolución y un campo de visión de 45×37º colocada sobre un mástil extra fuerte de 16m para evitar vibraciones, es posible monitorizar toda la zona

Además de esta cámara, fue instalada una cámara domo de luz visible, configurada de manera que cuando las cámaras térmicas de FLIR detectan actividad sospechosa, automáticamente el domo se orienta hacia la localización en cuestión, con el fin de identificar al sospechoso.

La analítica de vídeo también ha sido especialmente configurada para cámaras térmicas para asegurar que no se producen falsas alarmas por movimientos de objetos o animales en la zona vigilada.

La compañía está muy satisfecha con el nuevo sistema de videovigilancia y estudia expandir su protección para cubrir otras zonas del concesionario y garantizar la máxima seguridad en toda la propiedad.

2018-09-03T14:07:26+00:00Agosto 9th, 2017|Casos prácticos|